Escritores en NW

En este apartado se recogen los textos publicados en Blogsfera de los escritores registrados en Netwriters.


ESCRITORES Y BLOGS PERSONALES.

En NETWRITERS BLOGSFERA contamos con un extenso índice de autores y sus enlaces (columnas izquierda).
Pretendemos, con el tiempo, disponer de la relación más completa que exista en Internet.
Todo el que quiera ser incluido puede enviar su nombre y URL a redaccion@netwriters.es
Tendrán preferencia cuantos figuren en la red Netwriters.
Para inscribirse, entrar en www.netwriters.eu
y seguir instrucciones (libre y gratuito).
Gracias.

© de los contenidos NETWRITERS S.L.. Con la tecnología de Blogger.

Escritores y Blogs

DIRECTORIO DE ESCRITORES

Y BLOGS PERSONALES


Este directorio se actualizará próximamente con los autores que estén inscritos en www.netwriters.eu

(Enero 2012)

ESCRITORES A

ESCRITORES B

ESCRITORES C

ESCRITORES D

ESCRITORES E

ESCRITORES F

ESCRITORES G

ESCRITORES H

ESCRITORES L

ESCRITORES M

ESCRITORES P

ESCRITORES R

ESCRITORES S

ESCRITORES T

ESCRITORES V

NETWRITERS BUSCA ESCRITORES

Invitamos a sumarse a Netwriters a todos los que quieran formar parte de esta gran comunidad de autores.

Publicamos relatos, poesía, novela, ensayo...
en excelentes condiciones.
Interesados, escribir a edicion@netwriters.eu

Para publicar en la red o en libro, bastará con ser miembro (gratuito) de www.netwriters.eu

XII por Miguel Ángel Muñoz San Juan



     Se hacía llamar Robert Lax por aquellos descendientes de los dorios. Estuvo treinta y seis años entre las islas de Lesbos, Calimnos y Patmos, conversando con el mar que todo lo sabe sobre cómo encontrar algunos pecios en otras latitudes, como el saco en el que murió Domingo López Torres. Los pescadores jamás quisieron contar la verdadera historia de sus andanzas, pero Lax dejó escrito «una cosa que es», como si hubiese bautizado con sus palabras el horizontal perfil con el que nacen las olas. Un día decidió volver a su pueblo natal, en el estado de Nueva York, y murió semanas después. La noticia no fue su muerte, sino que a miles de kilómetros de sus cenizas alguien descubrió que ciertos olivos murmuraban pensamientos muy parecidos a la luz del sol, cegadores y verticales como las páginas de un códice que recordase lo que él escribiera. Los ancianos han decidido no decir ni una palabra a los curiosos periodistas enviados desde Atenas porque creen que hay pensamientos que, como la sal, iluminan la sombra que proyecta todo aquello que pronunciamos. Mientras tanto, los niños ponen a secar en el espigón las esponjas que han arrancado de las profundidades con sus manos, y cuando uno de ellos tararea «kalimera kirie Robert», otro le responde «kalimera pediá».




0 impresiones:

Si escribes, apúntate a CEDRO

Si escribes, apúntate a CEDRO
Un lugar para todos los escritores españoles

NW Noticias