Escritores en NW

En este apartado se recogen los textos publicados en Blogsfera de los escritores registrados en Netwriters.


ESCRITORES Y BLOGS PERSONALES.

En NETWRITERS BLOGSFERA contamos con un extenso índice de autores y sus enlaces (columnas izquierda).
Pretendemos, con el tiempo, disponer de la relación más completa que exista en Internet.
Todo el que quiera ser incluido puede enviar su nombre y URL a redaccion@netwriters.es
Tendrán preferencia cuantos figuren en la red Netwriters.
Para inscribirse, entrar en www.netwriters.eu
y seguir instrucciones (libre y gratuito).
Gracias.

© de los contenidos NETWRITERS S.L.. Con la tecnología de Blogger.

Escritores y Blogs

DIRECTORIO DE ESCRITORES

Y BLOGS PERSONALES


Este directorio se actualizará próximamente con los autores que estén inscritos en www.netwriters.eu

(Enero 2012)

ESCRITORES A

ESCRITORES B

ESCRITORES C

ESCRITORES D

ESCRITORES E

ESCRITORES F

ESCRITORES G

ESCRITORES H

ESCRITORES L

ESCRITORES M

ESCRITORES P

ESCRITORES R

ESCRITORES S

ESCRITORES T

ESCRITORES V

NETWRITERS BUSCA ESCRITORES

Invitamos a sumarse a Netwriters a todos los que quieran formar parte de esta gran comunidad de autores.

Publicamos relatos, poesía, novela, ensayo...
en excelentes condiciones.
Interesados, escribir a edicion@netwriters.eu

Para publicar en la red o en libro, bastará con ser miembro (gratuito) de www.netwriters.eu

29 por Santiago Solano


— Esta habitación es una celda. La ventana no tiene barrotes; pero hay un salto de veinte metros cosido a una pared pintada de pan tostado. Abajo, la acera gris de los días laborables,  el alquitrán de una calle privada, y el muro con cristales rotos en lo alto. También una alambrada electrificada. Cuando llueve la energía chisporrotea en los cables, se transforma en una luz azul y blanca que funde los ojos. Escribo desde el ordenador abandonado en la mesilla de noche. Es como si hubiera cambiado algo, peo no es cierto. El que puedas leer esto es una burla. Las cuatro paredes soportan un gotéele antiguo. Amarillea en los bajos como un animal en descomposición. No hay ninguna pintura, ningún adorno que aligere el alma. La cama es amplia, con sábanas inmaculadas. El almohadón se arropa con una funda liviana. Mediante un bordado sencillo se representa en ella un corazón pintado de verde incrustado en una ele. La altura de la letra se dobla por la parte superior como abrazando la curva izquierda del corazón, en negro. Una manta de algodón; y sobre ella una colcha en gris, sin adornos. Los muelles del colchón se afofan cuando te tumbas. La puerta de la habitación está cerrada. Ya me permiten algo de intimidad. La camisa de fuerza se la llevaron ayer. Me han hecho un poco de caso. El chal de lana me abriga también los recuerdos; pero no me acostumbro al camisón como prenda de estar. Los hábitos, la costumbre, la tradición, para mí cuentan mucho. Son los cimientos de mi alma. El celador, esa mole humana de dos metros y cien kilos de peso,  sigue al otro lado. Abre de vez en cuando, sin llamar; ve si estoy bien, retorna al amodorramiento de la silla en el pasillo. El armario cierra la cuarta pared del cuarto de aseo, amplio y vacío. Cuando abro sus puertas las lágrimas acuden a mí, no puedo evitarlo. Se me viene toda la ausencia del mundo encima. De pronto toda la vida y toda la muerte, toda la certeza de la prisión. No tengo nada que ponerme. Yo, la Señora  Condesa de Aguilar y Campeche, estoy viva y desnuda, desposeída de todo, arrebatada del mundo por el simple diagnóstico de un medicucho de tres al cuarto bien pagado. Entonces llamo a mis ángeles negros. Ellos vienen y hacen sonar las trompetas del apocalipsis.


Fragmento  inédito de la novela titulada ESTA MÁSCARA DE PALABRAS, cedido por el autor a NETWRITERS  con motivo de su puerta de largo el 20 de febrero de 2011.

10 impresiones:

Soledad Serrano dijo...

Habrá que leer ese libro y todo lo que escribes. Enhorabuena. Soledad

Alicia Uriarte dijo...

Santiago, llegados a este punto simplemente decirte que me descubro ante tus descripciones. Antes tus frases cortas, tan largas en contenido. Ante tu vocabulario tan próximo al mío, con la diferencia que yo estoy aprendiendo a hilvanarlo. Ante tu capacidad de trabajo. Creo que se me nota que no puedo ser imparcial ante un ser tan magnánimo del que disfruto de sus luces y siguiré buscando entre sus sombras.
Un fuerte abrazo que te reconforte del esfuerzo hecho para que esto sea realidad.

Enrique Gracia Trinidad (EGT) dijo...

Seguirte puede ser agotador pero merece la pena. Gracias por estar ahí. Yo: a tu lado. Mi abrazo

Manuel dijo...

Querido Santiago: no sabes lo que me alegro de que la Señora Condesa vaya recuperando la salud.

Ya tenía ganas de volver a leerla. Es un placer verte, por fín, aqui.

Un gran abrazo, amigo.

Emilio Porta dijo...

Así que has guardado esta maravillosa primicia para hoy. Esa reflexión esplendida de tu personaje, Fernanda de Lara, aristócrata irreductible en sus opiniones y sus gestos, acosada, a punto de la destrucción, pero dispuesta a no rendirse. Esa rebeldía del orgullo de algunos nobles, caídos pero levantándose en el grito o la memoria, nunca arrodillados ni ante la irreductible realidad. Ella no sabe quien la encierra. No permite que su mente acepte una derrota, ni siquiera un paseo por la debilidad. Fernanda de Lara quiere escapar y mantener su dignidad, aunque sea mordiéndose los labios e impidiendo que una cascada inmensa de sentimientos en forma de lágrimas desborde su reducido habitáculo interior. Ella tiene corazón, no es la fría estatua rígida y exterior que algunos ven. Ella hierve por dentro de amor contenido y de odio callado. Que son la misma cosa en su intento de mantenerse erguida. Sí, yo he seguido la novela desde el principio y la ha apoyado. En sus colinas y en sus riberas, en las soledas mañanas de los sueños y en las oscuras noches de las pesadillas. La Condesa de Aguilar y Campeche, al fin y al cabo, no està tan lejos de todos nosotros. Porque como tu mantienes en ocasiones, todos somos un poco Jekyll y Mister Hyde, de vez en cuando. Yo, me resisto a ello. Pero en la mente de un autor de novela comprendo que así sea. De un gran autor de novela. Enhorabuena.

Cheline dijo...

¿Dónde compro tu libro, Santiago?
¿Aquí en casa?

Enhorabuena, maestro, y gracias por tu gran trabajo y por tu obra, no te imaginas cuánto estamos disfrutando.

Un abrazo enorme

Mila Aumente dijo...

Yo también tengo ganas de que la Condesa regrese a su mansión. Ambas tenemos asuntos pendientes, jajaja.

Un abrazo para ti, y otro para ella.

Mari Carmen Azkona dijo...

“ Se me viene toda la ausencia del mundo encima. De pronto toda la vida y toda la muerte, toda la certeza de la prisión. No tengo nada que ponerme”

Aislamiento, soledad... Aquí no hay máscaras, ni vestidos de mentiras que esconden las certezas que nos aplastan. Desnudos ante la nada, solos con nuestros ángeles y demonios...

Santiago, sabes que los momentos de lucidez de nuestra Condesa me enganchan, para bien o para mal, a su esencia.

Un beso.

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Querido Santiago, firmo cuanto bueno se ha dicho de tu texto. Y, como al resto de fundadores, te expreso mi agradecimiento por esta iniciativa en favor de la literatura y el esfuerzo derramado en favor de la singladura más larga.

Un abrazo con mi cariño y admiración.

Alex

Santiago Solano dijo...

Gracias...

Soledad
Alicia
Enrique
Manuel
Emilio
Cheline
Mila
Mari Carmen
Alejandro


por estar aquí cuando yo no estoy allá. Sé bien que no os merezco.


Un abrazo a todos.

Si escribes, apúntate a CEDRO

Si escribes, apúntate a CEDRO
Un lugar para todos los escritores españoles

NW Noticias